6

El proyecto de duques de alba para la llegada de cruceros al dique que ahora rechazan el Govern del Pacte y el gobierno municipal es el menor, más barato y de más bajo impacto que ha planteado la administración autonómica desde que en 2009 empezó a analizarse esta opción.

El exhaustivo proyecto de 908 páginas que originó la licitación ahora suspendida por el conseller de Movilidad, con el apoyo del PSM, el PSOE y Gent x Ciutadella en el Ayuntamiento, se limitaba a «adaptar» la propuesta que cuatro años atrás había encargado el Govern Antich participado también por el PSOE y el PSM.

Si entonces se proyectaban cuatro duques de alba en el muelle este, pegado a la costa, para permitir la llegada de buques de línea regular y cruceros de hasta 250 metros de eslora, la adaptación realizada bajo gobierno del PP la redujo a dos duques de alba y  barcos de 185 metros. Con ello, como recalca el informe favorable del Servicio de Protección de Especies, «se redujo considerablemente la afección» sobre las praderas de posidonia, de tal forma que hasta se exoneró al proyecto de la tramitación de impacto ambiental.

El visto bueno de Medio Ambiente no fue el único. También otras administraciones, incluidos el Consell y el propio Ayuntamient, dieron luz verde a la obra.

Esta solución de dos o cuatro duques de alba en el muelle este ya había sido considerada como «la mejor valorada» de las cuatro alternativas estudiadas en 2009, también con el Govern Antich. Tanto aquel estudio como las posteriores propuestas, rebajadas, de 2011 y 2015 la priorizaron «por razones de economía, facilidad constructiva, maniobrabilidad, seguridad y funcionalidad». Tan es así que la inversión pública se preveía amortizar en un plazo de entre dos y nueve años.

[Lea la noticia completa en la edición impresa o en Kiosko y Más o My News]