Los concejales Llorenç Carretero, Teresa Borràs y la alcaldesa Montse Morlà, en el punto de suministro.

4

El Ayuntamiento de Sant Lluís ha inaugurado una fuente pública en la urbanización Binissafúller, la única del término que carecía de suministro de agua potable. Se ha ubicado en el aparcamiento próximo al hotel Binibeca club con el fin de facilitar la tarea a los vecinos que deseen provisiones de agua y realicen el transporte en vehículo.  

En esta urbanización, conocida popularmente como Binisafúa  Roters, existen 150 viviendas, la asociación de propietarios se reunió con el equipo de gobierno y solicitó solución al problema, ya que los dos pozos de los que disponen presentan concentraciones muy elevadas de cloruros, a causa de la proximidad de los mismos al mar. El agua que llega por la red a las viviendas no es buena ni para cocinar.  

El Ayuntamiento aprobó definitivamente el 29 de octubre una modificación de crédito para afrontar la mejora de del suministro de agua potable de la citada urbanización por un importe de 230.000 euros.

La obra, sin embargo, no podrá ejecutarse de inmediato, ya que el proyecto de perforación se halla pendiente de aprobación por parte de la Dirección General de Recursos Hídricos. Una vez obtenida la aprobación, se iniciarán las obras enseguida, según informa el Ayuntamiento.

La instalación de la fuente sirve, de momento, para cubrir con urgencia el suministro y además como mensaje de la cercana llegada del agua potable a las viviendas de este núcleo, en el que residen de forma permanente algunas familias.