El conseller de Turismo del Govern, Biel Barceló, visito el pasado 29 de octubre el Pati de sa Lluna | Javier Coll

8

La rehabilitación integral del Pati de sa Lluna de Alaior, que acomete el Govern balear, entra en su recta final. Han hecho falta más de cinco años de obras para convertir el histórico convento franciscano en un centro cultural. Pese al fin de obras, previsto para el 31 de marzo, no hay fecha, ni aproximada, de cuándo se podrá abrir al público.

Y es que todavía no hay proyecto para equipar el inmueble, ni se espera que esté listo en los próximos meses. Ello puede abocar a que una vez acabadas las obras, Alaior tenga un edificio totalmente reformado, aunque vacío a la espera de instalar el equipamiento. El motivo se debe principalmente a que aún no está definido al 100 por cien los usos que se le pueden dar al inmueble.

El primer Plan de Usos del edificio se aprobó en 2008. El año pasado, a instancias del Ayuntamiento de Alaior (y con el visto bueno del anterior Govern) éste se modificó. El nuevo Plan de Usos del Pati de Sa Lluna fue informado favorablemente por el departamento de Cultura del Consell de Menorca el pasado agosto. Pero ahora, la Conselleria balear de Turismo, antes de aprobar el proyecto de equipamiento y dotarlo de una partida presupuestaria, quiere volver a revisarlo. «Cuando acaben las obras, queremos dialogar con el Ayuntamiento de Alaior, el Consell y las entidades para consensuar al máximo el plan de usos», explican desde el Govern, y una vez «establecido el plan de usos definitivo, se podrá abordar el tema del equipamiento».

[Lea la noticia completa en la edición impresa o en Kiosko y Más o My News]

Lea la noticia completa en la edición impresa del 22 de noviembre en Kiosko y Más