La alegría de Águeda Reynés avanzó al mismo tiempo que el escrutinio de los votos. | Javier Coll

0

La satisfacción en las dos sedes del PPde la Isla era ayer noche importante. El seguimiento del recuento de votos empezó bien para los populares y acabó mejor, después de que la igualada evolución de los resultados en la lucha por el Senado en Menorca se acabara decantando, a partir de un porcentaje significativo de papeletas, del lado de la candidata Juana Francis Pons Vila. El importante aumento de diputados del PPa nivel nacional quedaban además condimentado con un incremento de votos respecto al 20-D tanto en Menorca como en Balears, así como también se vitorearon victorias en determinados municipios de la Isla no siempre proclives a la agrupación azul.

En Maó, donde estaba el presidente del partido, Santiago Tadeo, junto a la candidata Águeda Reynés y unos pocos cargos más de la agrupación, se pudieron ver muchas sonrisas, bromas y ambiente positivo, aunque siempre con la incógnita de cómo se va a acabar perfilando el nuevo Gobierno al que, eso sí, algunos veían mucho más cerca de la presidencia a su candidato Mariano Rajoy.

Juana Francis Pons Vila siguió con atención el recuento de votos desde la sede de Ciutadella, bien acompañada y en idéntico óptimo clima. «Estoy muy contenta, era un 'todos contra el PP' y nosotros apelamos al voto útil para no caer en los extremismos. Los partidos de la coalición no ha sumado sus votos como pensaban, no han ofrecido unos valores propios y esto lo ha entendido la gente».

No menos satisfecha estaba Águeda Reynés, a quien algunas encuestas le cuestionaban su regreso a Madrid. «Estoy muy contenta. El mensaje que hemos enviado la gente lo ha asumido como suyo, han valorado la moderación frente al radicalismo. La campaña ha sido muy en positivo y la gente necesita estabilidad». Aún así, recuerda que «ahora viene la segunda parte, ver qué pactos podemos hacer. Pero se ha demostrado que el PP es el partido que la gente quiere que gobierne, la situación ha cambiado bastante». Yponía el acento en que  «el voto de los indecisos ha sido para el PP, ha faltado muy poco para sacar el cuarto en Balears, con un incremento importante de votos».