Vehículos aparcados ayer en un margen del camino.

22

Los accesos a Cala en Turqueta volvieron ayer a sufrir un colapso de tráfico en las horas calientes de la jornada. La causa fue que decenas de turistas decidieron aparcar sus coches de alquiler en uno de los márgenes de la vía de acceso a la playa, lo que redujo la maniobrabilidad de los coches que vinieron en las horas posteriores.

Las playas del sur de Ciutadella están registrando episodios diarios de este tipo desde el arranque de la temporada alta y la Guardia Civil ya patrulla la zona e impone multas de hasta 200 euros. Los parkings de Turqueta y Macarella se cierran sobre las 8.30 de la mañana.