59

Menorca es la isla en la que más se oye hablar catalán –o menorquín–. La única del archipiélago balear en la que su uso es mayoritario. Según los últimos datos estadísticos de que dispone la Dirección General de Política Lingüística del Govern, más de la mitad de los menorquines (el 53,5 por ciento)asegura que el catalán es su idioma habitual, un uso mayoritario que contrasta con la realidad del resto de islas, donde los porcentajes de uso del catalán y sus variantes dialectales bajan ostensiblemente, en una horquilla que va desde el 23,9 por ciento de Eivissa y Formentera y el 27,9 por ciento de la ciudad de Palma, hasta el 45,6 por ciento que se registra en el resto de Mallorca.

Son las principales conclusiones del informe «El català a les Illes Balears», recién publicado por la Conselleria de Cultura, Participación y Deportes. Se trata de un documento que avanza los resultados del estudio demoscópico que se realizó en 2014, el último de estas características que se llevado a cabo y el primero de un alcance similar desde 2003, y que vuelven a situar a Menorca como la isla en la que hay más residentes con el catalán como lengua inicial, como lengua habitual y como lengua con la que se sienten identificados.

No en vano, los resultados de esta encuesta muestran como el 52 por ciento de los menorquines tiene en el catalán su primera lengua, muy lejos del 29,3 por ciento y el 25,5 por ciento que se registra en Palma y las Pitiüses. Tampoco en el resto de Mallorca (46,8 por ciento) se alcanza el nivel de Menorca, donde obviamente el castellano es minoritario como primera lengua.

Algo similar ocurre con la llamada lengua de identificación, la lengua con la que se identifican, independientemente de que haya sido su lengua inicial. En Menorca se registra el porcentaje más alto, el 54 por ciento, dos puntos por encima del obtenido a la pregunta sobre la lengua inicial, lo que muestra, según destaca el estudio, que «hay personas que la han incorporado», una tendencia que tiene que ver más con cuestiones identitarias que con las puramente lingüísticas.

Ese uso más extendido del catalán en Menorca tiene su lógica correlación en la utilización de esta lengua en distintos contextos sociales . Así, los menorquines encabezan el uso de la lengua en los distintos ámbitos, aunque sorprende observar como en el ámbito escolar menorquín, en el que el catalán predomina claramente como lengua de aprendizaje, las relaciones con los compañeros de estudios son mayoritariamente en castellano.

El menorquín

La encuesta también quiere conocer cómo denominan los menorquines a su lengua y sus resultados muestran como la gran mayoría, el 66,3 por ciento, se decanta por llamarla «menorquín», mientras que la expresión «catalán» es solo usada por el 29 por ciento de los encuestados.

Esa denominación, no obstante, no es impedimento para que la inmensa mayoría, el 87,8 por ciento, esté «totalmente de acuerdo o más bien de acuerdo» en que «el habla de Balears, la Comunitat Valenciana, Andorra y Catalunya son maneras diferentes de hablar la misma lengua». De nuevo es la isla con un porcentaje más alto de respuestas afines a esa afirmación, aunque en todas es netamente mayoritario.