El objetivo del comedor es facilitar la conciliación laboral y garantizar una comida sana al día a los niños

1

El comedor escolar de verano se ha consolidado en Maó. El Ayuntamiento anunció este viernes que el servicio abrirá por tercer año consecutivo durante julio y agosto con la intención de facilitar la conciliación laboral de las familias, además de continuar con la labor que se realiza en invierno para, a través de los centros docentes, procurar una comida saludable al día a algunos niños.

El servicio de comedor escolar estival, que promueve el Consistorio mahonés en colaboración con el Consell, tendrá una capacidad para cien niños. Cuenta con un servicio de autobús que transportará a aquellos infantes desde los centros en los que desarrollan sus actividades de verano hasta las dependencias del comedor, que un año más se habilitan en el CEIP Mateu Fontirroig.

El horario del comedor es de 13.30 a 15.30, con un precio de 138 euros el mes de julio y de 145 euros el de agosto. Las inscripciones se tramitan a través de las entidades que llevan a cabo las actividades de verano, con las cuales ha trabajado de forma coordinada el Ayuntamiento de Maó, según explica la concejala responsable del área de Bienestar Social y Educación, Laia Obrador.

En sus dos primeros años de funcionamiento, el comedor de verano para niños ha obtenido unos óptimos resultados.