Dos pacientes acceden al servicio de Urgencias del Hospital Mateu Orfila en Maó. | Javier Coll

4

El Hospital Mateu Orfila atendió 10.570 urgencias entre los meses de mayo y agosto, un 4,8 por ciento menos que en la temporada de 2017, cuando el balance se cerró con 11.106 consultas. Esta cifra supone que los médicos de urgencias del hospital asistieron una media de 106 visitas al día en agosto, mes de máxima presión, ya que en julio fueron 94, en junio 77 y en mayo 67 urgencias de media diaria.

El descenso en el total de urgencias también se notó en la red de Atención Primaria, que atendió 36.825 casos frente a los 37.459 del año anterior, con una diferencia negativa de 637 urgencias (-1,7 por ciento). Esas consultas se reparten entre los centros de salud de Dalt Sant Joan en Maó y Canal Salat en Ciutadella, además de los Puntos de Atención Continuada (PAC) de Es Banyer, en Alaior, y de Ferreries, que actúan como un importante filtro y contienen lo que de otro modo sería una avalancha de urgencias que colapsarían el hospital. Solo en agosto se contabilizaron 15.209 urgencias entre la red de Primaria y el ?Mateu Orfila?.