Imagen del talayot de Torelló, iluminado. | R.L.

7

El departamento de Cultura del Consell de Menorca y la entidad Amigos del Museo de Menorca ha anunciado que se suman a la tercera edición de la iniciativa «Torres de Mallorca: Un canto para los Derechos Humanos» y «encenderán» los talayots de la isla el próximo 12 de enero.

Esta iniciativa nacida en el IES Marratxí, que cuenta con la colaboración de miembros de la Sociedad Balear de Matemáticas, sumará este año la iluminación de los monumentos menorquines, aprovechando el marco de la candidatura Menorca Talayótica a Patrimonio Mundial, de manera que se llevará a cabo a través de la red de talayots repartidos por toda la isla.

Se trata de una recreación de lo que podía haber sido la comunicación visual entre asentamientos talayóticos durante la prehistoria, con un sentido añadido: el de la defensa de los Derechos Humanos en situación extrema, especialmente la de los refugiados y la gente que se ve obligada a emigrar.

El acto se efectuará el próximo 12 de enero, simultáneamente con Mallorca, Eivissa, Formentera, la isla griega de Quíos y diferentes puntos del norte de África.

El primer encendido de luces será a las 13,00 horas, utilizando bengalas de humo y complementada por la canción «Viaje a Ítaca», de Lluís Llach. El segundo tendrá lugar a las 18,15 horas, ya con bengalas de luz.

El acto está abierto a toda la ciudadanía que podrán asistir a los encendidos e incluso participar encendiendo las bengalas.

En el último encendido con humo de las torres de defensa y atalayas por los Derechos Humanos, que quiso llamar la atención sobre la situación de los refugiados y que se celebró el pasado 13 de enero, un total de 52 puntos del litoral mallorquín se encendieron y completaron el perímetro de la isla en cuestión de 28 minutos. En esa ocasión, el encendido comenzó en la Torre de na Pòpia, en Sa Dragonera.