Pere Moll, en la salida de los juzgados de Ciutadella

10

La Audiencia Provincial de Balears ha desestimado un recurso interpuesto por el alcalde de Es Migjorn Gran, Pere Moll, contra un auto de la juez que lleva el caso de las multas, en las que se investiga al primer edil por un presunto delito de prevaricación administrativa por anular hasta 19 sanciones de tráfico, sin contar con los informes favorables ni de la Policía Local ni de la secretaria municipal.

El alcalde quería que fueran a declarar ante la juez instructora representantes de otros ayuntamientos de Menorca (se entiende que alcaldes), al argumentar que se trata de una práctica habitual que siguen en otros consistorios.

La juez, en una providencia del 26 de julio de 2017 y en un auto del 9 de marzo de 2018, desestimó la petición de Pere Moll. La Fiscalía también rechazó la solicitud, alegando que esta petición es «irrelevante a los efectos de determinar a culpabilidad del investigado», que por su cargo «tenía la obligación de conocer las leyes y la normativa»

Lea la noticia completa en la edición impresa del 26 de diciembre en Kiosko y Más