El conseller Aram Ortega presenta en el Centre de Convencions de Es Mercadal el informe | Javier Coll

7

Reducir el despilfarro y limitar la generación de residuos es una de las líneas que el Consell se marca como prioritarias para avanzar hacia la soberanía alimentaria. Y es que las cifras sorprenden. Menorca desperdicia el 15,3 por ciento del total de alimentos que consume. En cifras absolutas, representa que de las 77.910 toneladas que se adquieren para su consumo, acaban en la basura 11.785 toneladas de alimentos. Y son los hogares los mayores responsables de este despilfarro alimentario. Es así hasta el punto de que los residuos domésticos duplican los que se generan en alojamientos turísticos y en bares y restaurantes.

El informe presentado este sábado en Es Mercadal revela que los hogares tiran el 41 por ciento de todo lo que se despilfarra en la Isla. Son, en concreto, 4.897 toneladas de alimentos. Hay que recordar, no obstante, que es el sector que más consume. De las 51.200 toneladas de consumo doméstico (en hogares y en apartamentos y viviendas turísticas), se desperdicia el 9 por ciento.

Por su parte, el sector de la hostelería genera 2.539 toneladas de alimentos que acaban en el contenedor

Lea la noticia completa en la edición impresa del 17 de febrero en Kiosko y Más