El objetivo de la moción de UPCM es que Sant Joan se declare como Patrimonio Cultural Inmaterial. | ARCHIVO

22

El pleno de Ciutadella de mañana será el inicio de un segundo intento, dieciséis años después, para que las fiestas de Sant Joan formen parte de la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

El edil de UPCM Pepe Negrete será quien eleve la iniciativa, en forma de moción, aunque cuenta con el apoyo del resto de grupos municipales. «De hecho, se planteó presentar una moción conjunta aunque por falta de tiempo nosotros hemos podido estudiar mejor la legislación», explica Negrete, que también reconoce que hay cierto temor entre las agrupaciones de que la citada declaración pueda «atraer a más gente».

UPCM considera que esta distinción tiene diversas ventajas que van desde la notoriedad internacional hasta dotación económica y que, en cualquier caso, serviría para dar a conocer la versión más tradicional y protocolaria de la fiesta. «No queremos que se vea Sant Joan como una fiesta de botellón, sino todo lo contrario», asegura Negrete.

Por ello, insta al Govern a elaborar el borrador de propuesta de la candidatura de Sant Joan y a presentarlo al Ministerio de Educación, necesario para dar inicio al proceso de inclusión a la lista representativa de la Unesco.

Designar un experto
Asimismo, propone designar una persona experta en los protocolos de Sant Joan para que realice una seguimiento de este proceso que puede durar dos años, para que sea esta quien tramite el expediente y los informes necesarios.