La presión sobre el territorio irá en aumento según el estudio del Consell Econòmic i Social. | Gemma Andreu

8

En el año 2030 Menorca verá como el día de mayor presión humana –que el año pasado fue el 14 de agosto con un registro de 221.540 personas– la concurrencia se elevará por encima de los 253.000 seres humanos. Es la previsión que hizo ayer pública el Consell Econòmic i Social en el «Estudio sobre prospectiva económica, social y medioambiental en el horizonte 2030», elaborado por encargo del Govern y con el que, basándose en los patrones de los últimos 20 años, intenta adelantarse a la realidad.

El extenso informe también realiza una previsión de los mínimos de presión humana, cifra que se acerca a la de residentes y que para Menorca está prevista en poco menos de once años en 100.558 personas, las que se contabilizarían el día del año con menor presencia humana. Cabe tener en cuenta que el año pasado esa jornada fue la del 2 de enero con 93.196 personas. La media anual se situaría en 2030 en 146.223 personas, cuando el año pasado no llegó a 131.000.

Comparación por islas

Esas proyecciones de crecimiento de la afluencia de viajeros y la presencia de residentes a una década vista sigue situando a Menorca no solo como la Isla menos masificada, sino también como la que experimentará incrementos más bajos. Las diferencias con el resto de Balears aumentan, según los análisis que han elaborado investigadores de la UIB para el organismo que preside Carles Manera.

En Menorca la previsión es que el máximo de presión humana se eleve en 32.311 personas para el año 2030, un crecimiento del 14,5 por ciento. Por su parte, en Mallorca la previsión es que se alcancen en ese día punta los 1,76 millones de personas, 303.871 más que en 2018, un incremento del 20,8 por ciento. El mayor aumento previsto es para las Pitiusas, donde la proyección señala a un máximo anual de 472.003 personas, 107.608 más que en la actualidad, un auge del 29,5 por ciento.

La parte del estudio que se centra en el índice de presión humana permite observar gráficamente los incrementos registrados en los últimos 20 años. En 1997 el día de mayor presión juntó en la Isla a 169.374 personas, 52.076 personas más que el día récord del año pasado, aunque cabe recordar que el récord histórico se alcanzó en 2017 con 224.004 humanos sobre Menorca, el 8 de agosto. También hay un considerable incremento de los registros mínimos. En el día de menor presión humana del año 1997 se contabilizaron 67.756 personas, muy lejos de las 93.196 que se registraron en el día con menos gente en la Isla durante el año pasado y que marcan el récord histórico.