Los cuatro alcaldes de Alaior en democracia, y la hija del quinto, el fallecido Antonio Pons Timoner | Sergi Garcia

3

Fue un ejercicio de nostalgia, un reencuentro que congregó a casi el centenar de moradores que han transitado por Dalt la Sala, en Alaior, desde aquellas lejanas primeras elecciones municipales de 1979, hace cuarenta años.

Habituados a la disensión, al enfrentamiento en una corporación especialmente bipolarizada desde entonces, el acto institucional de este sábado no dejó espacio a la discrepancia porque su objetivo era, precisamente, la exaltación de la democracia en Alaior a través del paso de distintas generaciones de políticos de proximidad que han asumido la responsabilidad del mandato popular para hacer progresar al municipio.

Cinco alcaldes -Cristóbal Triay, Antonio Pons Timoner (qepd), Antoni Gómez, Pau Morlà y Coia Sugrañes- liderando diez corporaciones con 87 regidores han soportado el peso municipal de la villa alaiorense desde aquella primera cita con las urnas, como responsables de la transformación de un pueblo «que no se parece en nada al que era en 1979», glosó la alcaldesa.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 07 de abril en Kiosko y Más