La licencia de la reforma, a expensas aún de que se levante la suspensión. | JAVIER COLL

16

La licencia de obras de noviembre de 1971 que autorizó la construcción del complejo hotelero Milanos-Pingüinos en la urbanización de Son Bou estaba sujeta al cumplimiento de unas condiciones marcadas por la Dirección General de Empresas y Actividades Turísticas, dependiente del Ministerio de Turismo, que no aparecen. Así lo denuncia el GOB, que ha intentado sin fortuna obtener una copia de estos documentos de un caso que «sigue ofreciendo sorpresas».

La entidad ecologista, que está analizando todo lo relativo a este expediente al entender que está en entredicho la situación legal de todo el edificio, denunció ayer que estos documentos del Ministerio de Turismo «han desaparecido de todas las instituciones». Los solicitaron hace ya meses y la respuesta del Ayuntamiento de Alaior ha sido que ninguna administración implicada los ha encontrado.

La necesidad de cumplir con lo establecido en estos documentos aparece en la documentación, hallada hace unos meses fuera del expediente y analizada por el GOB, que en principio dio visos de legalidad a la construcción del complejo hotelero. «La nueva licencia encontrada el 30 de noviembre de 1971 estaba condicionada al estricto cumplimiento» de estos textos que, expone el GOB, iban en la línea de «reducir la altura de los edificios» según se deduce del contenido de información complementaria del expediente. Uno se había emitido dos semanas antes, otro en julio del mismo año.

Argumenta el GOB que «el tema no es menor. Ya se había localizado en el expediente antiguo un escrito del delegado provincial del Ministerio de Turismo, que se dirigía al Ayuntamiento informado que había visto el proyecto de los hoteles y que consideraba que podían entrar en contradicción con los principios de defensa del paisaje».

El GOB se pregunta qué más condicionantes pueden incluir los documentos del Ministerio de Turismo que ninguna administración puede hallar 48 años después. Es una de las cuestiones a las que se debe dar respuesta desde el Consistorio antes de levantar la suspensión de licencias en el ámbito de Son Bou, que en principio estará vigente hasta el verano, una vez hayan pasado ya las elecciones municipales del 26 de mayo.