La procesión del Corpus recorrió el centro de Maó | Gemma Andreu

1

El obispo de Menorca, Francesc Conesa, destacó la tarde de este sábado en Maó la vigencia y el contenido de la celebración litúrgica del Corpus Christi al conmemorar la institución de la Eucaristía.

El prelado concelebró la misa con los presbíteros del arciprestazgo en la iglesia de Santa María y después presidió la procesión con el Sacramento que recorrió el centro urbano hasta la iglesia del Carmen. El esfuerzo que han realizado estos últimos años los párrocos mahoneses para recuperar y lograr una gran participación en la festividad del Corpus obtuvo el resultado de una importante movilización y la asistencia de numerosos fieles a la misa y a la procesión posterior. Fueron suprimidas las misas vespertinas y se ofició la Eucaristía en Santa María con el canto litúrgico a cargo de la coral de la parroquia.

En el recorrido procesional, bajo cruz y ciriales, participaron la banda de Monte Toro, los niños que este año realizan la primera comunión acompañados por sus catequistas, la asociación de la Medalla Milagrosa, voluntarias de la Caridad, miembros de las Conferencias de San Vicente de Paúl, Adoración Nocturna y Apostolado de la Oración, la Hermandad de la Virgen del Rocío, así como miembros de las cofradías de Nuestra Señora de Gracia, la Piedad, Via Crucis, La Sang, San Pedro, San Cornelio, La Soledad y el Santo Sepulcro. La custodia procesionó con el Santísimo bajo palio. La banda municipal de música de Maó colaboró e interpretó varias piezas.

En dos tramos del itinerario se colocaron alfombras de flores, a la salida de la iglesia de Santa María y en la entrada a la iglesia del Carmen. La Eucaristía que ofició el obispo Conesa Ferrer fue preparada de forma conjunta por las parroquias de Maó. En el Santuario de El Toro este domingo, de 16,30 a 18 horas, se celebrará el Corpus Christi, organizado por las Hijas de la Sagrada Familia.