Esta advertencia junto al buzón particular de uno de sus cargos públicos, el día de las elecciones, motivó la moción inicial del PP que después fue consensuada

20

Los grupos políticos de Ferreries se unieron ayer para condenar las actitudes antidemocráticas y pedir respeto a la ciudadanía para todas las opciones políticas. El pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad una propuesta del PP, previamente consensuada con la Entesa y el PSOE, con la que se manifiesta el apoyo explícito a la concejala cuyo buzón apareció señalado en la jornada electoral del pasado día 10. Para los populares aquello fue, como explica su portavoz Pedro Pons Huguet, la gota que colmó el vaso. «Veníamos de meses de encontrarnos la sede, las puertas de nuestros domicilios y no digo ya la cartelería electoral, que no aguanta ni 24 horas, llenas de pegatinas reivindicativas, la mayoría relacionadas con el tema del procés y los políticos catalanes en prisión», ha señalado Pons Huguet, «al principio no haces caso pero ya cansa». Y la puntilla fue el acoso directo a una edil en el buzón de su casa, con un papel enganchado al buzón y un mensaje en el que se leía «este que no vaya a votar que es del PP» (en el original en catalán, como se aprecia en la fotografía que ilustra este artículo).

«No valen estas maneras», asegura el portavoz popular, «nosotros respetamos otras ideas». Así fue como surgió una moción en la que el grupo municipal del PP solicitaba la enérgica condena de estos hechos.

En el debate en comisión los grupos lograron ponerse de acuerdo, se añadieron enmiendas de la Entesa de l’Esquerra y del PSOE, y se modificó el texto del enunciado de la propuesta que finalmente ayer fue a pleno, pero sin variar su sentido ni los puntos de acuerdo fundamentales.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 29 de noviembre en Kiosko y Más