2

Trabajadores de la red de deixalleries de la Isla anuncian acciones legales contra la empresa gestora por «irregularidades en las condiciones de trabajo». La representante legal, Nicola Coll, explica que la empresa tuvo que subrogar a los trabajadores y «no están cobrando correctamente desde hace más de un año y medio». La situación afecta a tres empleados. Agrega que «el caso acabó en el Tribunal de Mediación y «la empresa no compareció», de ahí que anuncie que acudirán a los tribunales porque «no hay voluntad de solución ni diálogo».

Además, indica que los nuevos contratos no cobran lo que se les prometió de palabra. Lamenta haber recibido solo por parte de la UTE Cespa-Adalmo «desprecio e indiferencia» y apunta que tampoco ha habido ninguna negociación con los trabajadores para revisar las tablas salariales a aplicar, ya que «la empresa aplica el convenio de limpieza viaria y este no marca tablas salariales».

Coll agrega que los trabajadores conviven desde hace semanas con unas obras de reforma que alteran el funcionamiento normal. «La protección de riesgos laborales brilla por su ausencia», alerta. Y «empresa, Consorci y municipios se lavan las manos y se pasan la pelota». Lamenta que la privatización de servicios públicos comporte situaciones de injusticia laboral como la que padecen estos trabajadores.