El local alquilado por el Consell está en la planta baja de un céntrico edificio de Maó | Gemma Andreu

13

La Oficina Insular de Vivienda, dependiente del Consell, ha dejado de compartir espacio con la delegación del Institut Balear de la Vivienda. Pasa a contar con unas dependencias propias en la Plaça Esplanada de Maó, en un local alquilado en parte de la planta baja de un edificio próximo a la calle Ses Moreres por un importe anual de 15.972 euros anuales, con impuestos incluidos. Según se desprende del Perfil del Contratante, el contrato está vigente desde hace un par de meses y se asignó a una empresa local mediante una adjudicación directa.

El traslado de la Oficina a una sede propia se produce tres años después de su puesta en marcha. El servicio es gestionado por la asociación Provivienda, con un equipo formado por una trabajadora social, una abogada y una administrativa. Su objetivo es ofrecer información y asesoramiento en asuntos relacionados con el acceso a un hogar.

Desde el Consell explican que el objetivo de la apertura de la nueva oficina de la Plaça Esplanada de Maó es disponer «de un mejor espacio para la atención a los ciudadanos». Esta se realiza de lunes a jueves de 9 a 14 horas, siempre con cita previamente concertada.

La externalización física de servicios mediante el arrendamiento de locales es una práctica que en las últimas fechas el Consell ha realizado también, por ejemplo, con algunos departamentos del área de Servicios Sociales. También la Fundació Foment del Turisme o el Injove disponen de unas dependencias alquiladas.