El velero «Wind surf» comercializa ya un itinerario que pasaría por el puerto de Maó el 26 de agosto | Redacción Menorca

1

Los cruceros que solo recalen en puertos españoles ya pueden pasar por Maó, después de que el pasado 14 de mayo el Govern aprobara el protocolo sanitario para esta actividad turística, una de las que ha sufrido las restricciones más drásticas después de la irrupción de la pandemia de la covid-19. Además, hace unos días el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, comentó la posibilidad de que los cruceros internacionales se puedan retomar en junio, siempre con la autorización del Ministerio de Sanidad. En la feria Fitur se han avanzado las gestiones e intensificado la presión desde Balears en este sentido.

En el caso del puerto de Maó, de momento hay moderadas perspectivas de que al menos pueda darse una temporada de cruceros mínima, con un volumen bajo de escalas. Pero el panorama es incierto, como todo desde que irrumpió el virus. Una vez levantados los vetos por parte de las autoridades, cabe comprobar cómo reaccionan las compañías a la hora de programar itinerarios que pasen por Menorca y, luego, ver cuál es la respuesta por parte de unos clientes con ganas de disfrutar de sus vacaciones, pero que también pueden tener todavía algún tipo de recelos.

En la programación que publica Autoridad Portuaria de Balears hay para este año 27 escalas en Maó, entre el 7 de julio («Spirit of Discovery») y el 9 de noviembre («Spirit of Adventure»). Es una cifra con poco valor práctico y referencial. Las cancelaciones de escalas programadas, algunas desde hace ya varios años, están a la orden del día y algunas compañías las suprimen poco antes de la fecha prevista.

Al menos tres compañías están comercializando ahora mismo rutas internacionales que pasan por el puerto de Maó en los próximos meses. Una es precisamente el «Spirit of Discovery» de Saga Ocean Cruises, que recalaría en los muelles de Baixamar a mediados de agosto, concretamente el día 21 procedente de Málaga. Esta ruta sale de Reino Unido y pasa tanto por Italia como por Francia. La escala de julio de este mismo barco que aparece en la previsón de APB no existe a nivel comercial en las páginas web de reservas.

Una ruta por el Mediterráneo Occidental pasaría por Maó el 23 de julio. En este caso sería el «Europa 2», de Hapag-Lloyd Cruises, procedente de Palma y con destino a Marsella, único puerto internacional del viaje. El 26 de agosto recalaría en Maó, puesto que su ruta también está a la venta, el «Wind surf», el peculiar velero de Windstar Cruises.

Noticias relacionadas

Hasta 2022

Otras escalas que aparecen en la programación de Autoridad Portuaria no se comercializan ahora mismo. Aida Cruises, por ejemplo, tiene plaza reservada para escalas en julio, septiembre y octubre, pero a través de sus comercializadoras solo ofrece rutas con Maó para la temporada 2022. Estos son solo algunos ejemplos.

En cuanto a las rutas nacionales, que ya están permitidas, en principio no hay escalas todavía confirmadas, pero desde Autoridad Portuaria se está trabajando en la recepción de estos barcos con adecuadas medidas sanitarias. Existe la confianza de que algunos cruceros con itinerarios de este tipo puedan llegar a recalar esta temporada en Maó, aunque sin lanzar las campanas al vuelo. Serían pocos.

Rosa Cardona, de la empresa consignataria Federico J. Cardona Tremol y representante de Apeam en Menorca, comenta que hasta ahora los cruceros con solo destinos nacionales han sido una rareza en el puerto de Maó, una especificidad de pequeños barcos que podían recorrer las islas en unos pocos días. Lo más habitual es que los itinerarios del Mediterráneo Occidental combinen Balears con puertos de Francia o Italia. «Hay que ver cómo reaccionan las compañías, esperar a que analicen los protocolos y estudien si les vale la pena», explica. Y si responde la demanda por parte del turista. Lo que está claro es que la apertura de la actividad no tendrá un efecto inmediato, automático, como una presa que se abre. De hecho, las autorizaciones deben solicitarse veinte días antes de la escala prevista.

Desde Puertos del Estado explicaban hace unos días que ahora mismo, de las 50 principales compañías de cruceros del mundo, solo ocho están operativas, 17 lo harán en junio y el resto espera al verano. Países como Italia o Portugal ya han reiniciado la actividad de cruceros, entre otros. Algunos dentro de su país o mediante acuerdos bilaterales. En Canarias se realizan rutas de siete días dentro del mismo archipiélago desde noviembre del año pasado, con severas medidas de prevención sanitaria. Rosa Cardona considera que «llegamos tarde, se ha hecho mucho trabajo pero no ha habido voluntad política de abrir la actividad antes. Como las discotecas y el ocio nocturno, sufrimos las mayores restricciones desde que se declaró el estado de alarma». Para el puerto de Palma ya se anunciaron en Fitur alguns escalas en julio, aunque están todavía pendientes de autorizar.