Terrenos de Binicodrell, en las proximidades del talaiot, donde el Ayuntamiento ubicará el geriátrico municipal

4

Las alegaciones del Consell y del PSOE contra el cambio de uso del suelo de Binicodrell no intimida al equipo de gobierno de Es Migjorn Gran. El responsable municipal de Urbanismo, Ramón Verdú, asegura tajante que ambas serán informadas convenientemente y desestimadas y que seguirá adelante la nueva ordenación urbanística prevista en la zona para construir el geriátrico.

Será en septiembre, fecha en la que está prevista la convocatoria de la próxima sesión muncipal. «Reordenar las zonas verdes es competencia municipal», asegura Verdú, en contraposición al argumento utilizado en ambas alegaciones que cuestionan la capacidad del Ayuntamiento para llevar a cabo lo que consideran una modificación de las Normas Subsidiarias, cuya aprobación definitiva corresponde al Consell.

El Ayuntamiento ha utilizado el mecanismo del estudio de detalle para la delimitación de la U-6 con el fin de construir allí el nuevo equipamiento asistencial. La aprobación inicial se realizó mediante decreto de Alcaldía.

«Lo realmente grave es que las Normas Susidiarias no han sido adaptadas al PTI», critica. Achaca a los gobiernos socialistas que desde 2003 no hayan llevado a cabo este trabajo. Y a la oposición imputa también exigir la modificación del planeamiento antes de llevar a cabo la reordenación de Binicodrell «para tener el proyecto parado durante años en el Consell», agrega Verdú.   

Muestra aplomo en la defensa de su tesis sobre la competencia municipal para decidir sobre el cambio urbanístico propuesto en la opinión de tres abogados, un arquitecto y los servicios jurídicos municipales. «No sé qué están buscando, por mucho que el PSOE se meta por en medio, Es Migjorn tendrá geriátrico y será legal», afirma.

La actitud de los concejales socialistas le sirve para recordar que desde el principio están en contra y esa es la razón de tantas pegas a un proyecto «que el Govern ha visto con buenos ojos, por eso lo ha pasado de 30 a 50 plazas. Lo del PSOE es producto de la ignorancia», agrega.

Susana Mora

Verdú critica sobre todo su decepción con la actitud de la presidenta del Consell, Susana Mora, en este asunto en el que participó durante la firma de convenio con la consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, como con otros temas relativos al municipio.

Se refiere a la falta de ayuda para la rehabilitación de las casas consistoriales, valorada en 600.000 euros, «nos excluye sin otra razón, supongo, que ser un ayuntamiento gobernado por el PP. También somos menorquines», denuncia Verdú.