La ruta con Madrid seguirá siendo cubierta en los meses de menor demanda en régimen OSP por Iberia y Air Nostrum | Gemma Andreu

11

Aviación Civil pagará un máximo de 3.133.200 euros por la conexión aérea con Madrid entre el 1 de noviembre y el 30 de abril de las dos próximas temporadas de invierno. Es un 125 por ciento más que el contrato anterior con las mismas caraterísticas en cuanto a periodos y oferta de plazas entre noviembre de 2019 y abril de 2021, que fue adjudicado a la UTE formada por Iberia y Air Nostrum, que será también la adjudicataria del contrato que se firmará en las próximas semanas al haber sido la única licitante.

El concurso se ha resuelto con tiempo suficiente para que la programación aérea con Madrid no se interrumpa y, de hecho, la aerolínea ya ha cargado las reservas en la web. «Nos pusimos a trabajar a final del año pasado, la actitud de la Dirección General de Aviación Civil    y de la compañía, que ha adelantado las reservas, nos permiten llegar en tiempo», explica Xavier Ramis, director general de Transporte Aéreo y Marítimo del Govern, quien además recuerda la alteración que la covid ha ocasionado en este mercado con el útlimo contrato sin haberse podido ejecutar.

A pesar del alto precio fijado en Obligación de Servicio Público de esta ruta, una de las 23 declaradas actualmente en España, Ramis matiza que con una ocupación media del 80 por ciento de los 74.000 asientos que se ofrecerán en cada uno de los dos periodos      (1 de noviembre a 30 de abril), la ruta se financiaría por sí sola y no sería necesaria la compensación estatal.

Los cálculos del Ministerio, basados en la demanda de los periodos anteriores, desde 2013, en que comenzó a operar esta línea como OSP, estiman una ocupación media del 70 por ciento en esta primera temporada lastrada todavía por la covid, y del 82 por ciento entre noviembre de 2022 y abril de 2023. En cualquier caso, la media entre ambos periodos, 76 por ciento, se quedaría por debajo del umbral del 80.

La evolución histórica de la OSP revela que la ocupación media en 2018 osciló entre el 75,1 por ciento de enero y el 90,3 de noviembre, mientras que al año siguiente, basculó entre 66,9 por ciento de enero y el 85,5 de diciembre. En cinco de los seis meses de invierno este año la ocupación estuvo por encima del 80 por ciento.

El conseller balear de Movilidad, Josep Marí, requerido por la diputada popular Salomé Cabrera este martes en el Parlament, destacó que la oferta de la operadora «supera las condiciones mínimas de la propia OSP».