Menorca ofrece múltiples localizaciones románticas para casarse.

4

Menorca es fotogénica, ofrece multitud de paisajes idílicos en los que celebrar la fiesta de una unión, una boda o un aniversario, ese es un filón que hace años que aprovechan empresas de organización de ese tipo de eventos, pero en este último año el interés se ha disparado. La plataforma líder en el mundo del sector nupcial, Bodas.net, del grupo The Knot Worldwide, constata que las búsquedas y contactos con proveedores de la Isla se han duplicado (con un aumento del 102 por ciento) respecto al año 2019, y triplicado (subida del 230 por ciento) en comparación con 2020, cuando la pandemia supuso un parón para el sector debido a las restricciones para frenar la covid-19.

«Estos datos no hacen más que evidenciar que Menorca se está convirtiendo en un destino muy deseado para las parejas que van a darse el ‘sí quiero’», señalan desde la plataforma de planificación de bodas, en la que los novios pueden encontrar todo tipo de empresas, desde una floristería local a una gran firma de moda nupcial. Si se tiene en cuenta que el precio medio de una boda en Balears se sitúa en 17.796 euros, según el Libro Imprescindible de las Bodas de esta compañía, el potencial del sector para generar impulso económico es evidente.

Si bien es cierto que el matrimonio ha sido sustituido en los últimos años por las parejas de hecho o las uniones sin pasar por el registro o el altar, en Balears el número de bodas ha ido en aumento.El Instituto Nacional de Estadística (INE) cifra en 4.496 las bodas registradas en 2015 y en 4.880 las celebradas en 2019.

Tras el bache ocasionado por la pandemia, cuando muchos contrayentes tuvieron que aplazar sus planes por las restricciones en la restauración, ceremonias y reuniones, el número de celebraciones está creciendo. Desde el segundo semestre de este año, a medida que los datos epidemiológicos mejoran y la vacunación gana terreno, los eventos han despegado.

En 2022 se espera ver más bodas que en un año normal, ya que se reprogramarán las que se cancelaron en 2020 –la cifra llamativa había hecho que se programaran muchos enlaces truncados por la alerta sanitaria–, y la primera mitad de 2021. En Bodas.net perciben ya un incremento del 20 por ciento en 2022 respecto a 2019, una muy buena tendencia para el sector nupcial que también notan los wedding planners locales.

«En 2022 se va a juntar lo que no se pudo hacer en 2020 y 2021, y después de lo pasado con la covid-19 la gente quiere celebrar, no solo son bodas, son también aniversarios», explica Anna Britton, de la firma Events and Weddings inMenorca. Muchos de sus clientes no celebran el acto oficial del matrimonio en la Isla sino que lo hacen en sus países de origen y escogen Menorca como destino para escenificar la unión y celebrarlo con sus familias y amigos, normalmente en fincas privadas. Su nivel de gasto es elevado y tienen efecto desestacionalizador. «Muchos optan por el mes de octubre, la isla está menos llena, no se quedan en los hoteles, salen mucho», y eso deja ingresos en los negocios isleños. Los organizadores locales tienen su presencia en internet y también funcionan con el boca a boca. Algunos están en la plataforma Bodas.net, que cuenta con más de 1.300 empresas en Balears y unas 120 en Menorca.En realidad son las parejas las que eligen entre un amplio abanico de proveedores los que quieren para su enlace. La mayoría se decanta por empresas locales que conozcan el entorno donde va a tener lugar la boda porque así es más fácil su organización.