Preparación de lotes de comida a cargo de voluntarios de Caritas en Ciutadella

2

La irrupción de la pandemia en el primer trimestre del 2020 que provocó la caída en picado de la economía tuvo un reflejo directo en el número de personas que acudieron a los servicios sociales de atención primaria,    el primer nivel de atención social a los ciudadanos y puerta de acceso a todo el sistema público de Servicios Sociales.

En Menorca la cifra de usuarios de estos servicios primarios llegó casi a las 18.000 personas -17.968-, es decir, sobre el 19 por ciento de la población empadronada en la Isla. Entre ellas, 10.735 mujeres y 7.233 hombres. En este elevado número están incluidas todas aquellas personas a las que se ha prescrito al menos una valoración inicial para analizar su situación de necesidad y desviarlas hacia la atención especializada si así se consideraba necesario.

La memoria de 2020 elaborada por el Consell Económico y Social de Balears (CES) indica en su estadística que el incremento respecto al 2019 en la Isla es de casi 6.000 personas que por una u otra razón acudieron en busca de un    primer auxilio a los SSAP de su municipio, lo que no implica que finalmente recibieran alguna de las prestaciones de ayuda que dispensan las diferentes administraciones.

Las cifras presentadas sitúan a Menorca como la Isla cuyos municipios poseen la ratio más elevada de usuarios de los servicios sociales por cada 100 habitantes, con 18,8, el doble de la balear que estuvo en 9,5. La de Eivissa fue aún más baja, 7,3.    Destaca en Menorca que la ratio de mujeres atendidas es de 22,4 por cada 100, un registro que duplica la media balear que alcanza el 10,7.

En Balears el número de personas en atención primaria fue 110.605, es decir, 37.937 más que en el año anterior a la pandemia.

En cuanto a los servicios sociales comunitarios cuya función es facilitar la integración social de la población y la disminución de las situaciones de riesgo social, a lo largo de 2020 los ayuntamientos menorquines abrieron un total de 6.358 expedientes.

Maó fue, con diferencia, el municipio que más expedientes tramitó, con 3.024 frente a los 1.609 de Ciutadella.

Destaca en este apartado el municipio de Sant Lluís, con 522 expedientes abiertos entre 943 usuarios atendidos, por encima de Alaior y Es Mercadal con 429 y 422, respectivamente.