Los dos hoteles, Milanos y Pingüinos, en la playa de Son Bou

2

Junts per Lô apuesta por una «salida equilibrada» y que pueda ser asumida por todas las partes en el conflicto sobre los hoteles de Meliá en Son Bou y su reducción de alturas. La agrupación garantizó este jueves en un comunicado su apuesta por el diálogo y se comprometió a estudiar la propuesta del PP y realizar una contrapropuesta, tras la celebración de la comisión de urbanismo del Ayuntamiento de Alaior. Pero al mismo tiempo la oposición advierte que el objetivo es «encontrar una salida respetuosa con el modelo turístico actual de Menorca, con la legalidad vigente y con la calidad máxima de un lugar absolutamente privilegiado que debe tender a la excelencia y garantizar los puestos de trabajo que genera».

En este sentido, Junts per Lô insiste en que la idea debe ser reducir el impacto de los hoteles «y no perpetuarlo 60 años más». Las formas en las que les ha llegado la propuesta de modificación del PTI para dejar edificar parcelas anexas a los edificios, ahora no urbanizables, no han gustado a la formación de izquierdas, que recuerda que se han tenido que enterar por los medios de comunicación. Un gesto que desde la agrupación califican de «falta absoluta de honestidad y lealtad» por parte del partido de gobierno.