Una barca de arrastre amarrada en el puerto de Ciutadella

5

Un 66 por ciento de las horas registradas de pesca en la costa menorquina, en un periodo que abarca los años 2018, 2019 y 2020, corresponde a la flota de arrastre de la Isla, seis barques del bou con base tres de ellas en Maó y otras tres en Ciutadella, pero el 34 por ciento restante corresponde a horas faenadas por pesqueros de fuera. Un 33 por ciento fueron horas realizadas en los caladeros próximos por barcos con bandera española y el 1 por ciento restante corresponde a barcos extranjeros, la mayoría de bandera italiana.

Esta es una de las principales conclusiones del estudio de Evaluación de Impactos en el Litoral, en el apartado dedicado a la presión que ejerce la pesca profesional sobre el medio marino. Para calcular dicha presión se han obtenido datos de los seis arrastreros menorquines así como de los navíos de fuera que disponían de sistema AIS (Sistema de Identificación Automático) y así es como se ha sumado una actividad total de 25 buques de pesca en la zona de estudio durante los últimos tres años. Sin olvidar, señala este informe, los límites de la Reserva de Biosfera, más allá de los cuales la actividad pesquera no cesa y por tanto la información sobre la presión de la pesca profesional queda sesgada.

Global Fishing Watch, organización que monitorea la actividad en los océanos y promueve su sostenibilidad, suministró datos AIS correspondientes al periodo 2018-2020 para la flota pesquera dentro de los límites de estudio de la Reserva de Biosfera de Menorca. De ellos se eliminaron errores, como la detección de buques que no son de pesca o señales falsas, y aquellas señales de barcos que navegaban demasiado rápido para estar pescando. Esa información se superpuso con un programa de Situación de Información Geográfica para calcular las horas que permanecen los buques pescando en cada zona y obtener las conclusiones de este estudio. La pesca de arrastre en los alrededores de la Isla se da desde la plataforma a partir de los 50 metros de profundidad hasta el talud medio entre los 700-800 metros de profundidad. En esta área existen diversos caladeros denominados Fontanelles, Formentor, Corea, Es Clots, Maó (plataforma y talud) y en el norte Fang de Fornells. En cuanto a las capturas, la más importante, un 22 por ciento, fue la de gamba roja.