Para los populares no hacen falta tantas prohibiciones y límites para proteger los espacios sensibles, sino dinero para actuar | Gemma Andreu

7

«Decepcionante». De este modo describe el equipo de gobierno del Consell la actitud del PP al salir de la comisión de trabajo que negocia el proyecto de ley de Reserva de Biosfera. No obstante, el tripartito admite al mismo tiempo que esta decisión del principal grupo de la oposición no les sorprende «porque en el momento de tratar los puntos clave de los contenidos de la ley, el PP ha demostrado no tener ninguna intención de renunciar a ninguno de los aspectos que ellos defienden como partido, así como sí han tenido que hacer el resto de partidos». El equipo de gobierno, por contra, agradece el talante dialogante del conseller de Ciudadanos.

El conseller de Medio Ambiente y Reserva de Biosfera, Josep Juaneda, asegura que «nuestra actitud ha sido y es en todo momento llegar a un consenso» y que para ello «estamos haciendo el esfuerzo de flexibilizar nuestros posicionamientos». Ante esto, el conseller expone que «tenemos claro que el modelo de Menorca que quiere el PP no será nunca fruto del consenso con otras visiones porque es un modelo que responde solo a los intereses de una parte de la sociedad».

La presidenta Susana Mora destaca la importancia de la ley, «debe suponer un instrumento que nos permita afrontar con mayor agilidad y contundencia los principales retos climáticos y económicos de este siglo».

Ciudadanos sigue negociando

Una postura distinta al PP adopta Ciudadanos, cuyo conseller Eugenio Ayuso apuesta por seguir en la comisión y critica al PP, «es un error, no es el momento de levantarse de la mesa. Nosotros hicimos mucho hincapié para que la comisión se formara y poder llegar a una redacción alternativa. Es irresponsable». Entiende Ayuso que «no es el momento de oportunismos políticos, estamos aquí para trabajar duro y consensuar. La ley tiene que ser de todos y evitar errores de tramitación, como ha sucedido con el PTI. Tiene que haber para ello voluntad de trabajo y consenso».

Ayuso asegura que su partido también manifiesta «importantes diferencias» con el borrador, por ejemplo con los artículos que hacen referencia a prohibiciones o limitaciones, «se tendrían que estudiar bien, proponemos alternativas, regular y estudiar bien cada cuestión. Somos partidarios de no fijar límites». Ciudadanos pide además, que para garantizar el consenso, las decisiones plenarias que afecten al desarrollo de la ley requieran el apoyo de dos tercios del pleno.