El dique de Son Blanc se ha quedado con una sola naviera, Baleària, en las operaciones con Alcúdia. | S. GARCIA

0

Se prevén cambios en la ruta más corta que une Mallorca y Menorca, tras el anuncio de la retirada de FRS para cubrir los trayectos de ida y vuelta entre Alcúdia y Ciutadella. Esa marcha, apenas medio año después de su llegada, ha agitado el mercado en esta ruta, según revela Ports de les Illes Balears, hasta el punto que el organismo público advierte a medio plazo posibles modificaciones importantes en el puerto de destino de la Isla, por la mayor operatividad y disponibilidad de estibadores que tiene el de Maó, frente al dique de Son Blanc, de Ciutadella.

Como primera consecuencia, la salida de la compañía FRS dejará de nuevo a Baleària como la única naviera que opera la ruta directa entre ambas ciudades a partir del 15 de diciembre, fecha anunciada esta semana para cesar su operativa en el canal de Menorca.

Por el momento, desde Ports de les Illes Balears señalaron que otras dos compañías navieras ya han solicitado información para incorporar un barco de su flota que sea adecuado a la carga y el pasaje en el trayecto entre las dos islas. Aunque no sería de forma inminente, el director general del organismo público, Francesc Xavier Ramis, estima que la entrada de esta nueva empresa no se demorará en demasía. «FRS nos comunicó que debido a la covid y al cierre de otros mercados, habían decidido dar un paso atrás».Ni esta ruta ni la de Formentera-Eivissa eran sostenibles para la naviera, añade, «aunque su intención es regresar a ella más adelante», señaló Ramis.

Noticias relacionadas

Sin embargo, las dos compañías interesadas en la conexión, que hasta ahora no han operado con anterioridad en esta ruta interislas, podrían tener otras intenciones, principalmente en el destino a Menorca, en relación con sus dos puertos.

El director general de Ports reveló que «se prevén cambios y puede haberlos, porque a algunas navieras más dedicadas a la carga, les resulta más operativo atracar en Maó donde hay más estibadores disponibles para el trabajo». Es una cuestión, indicó, que están valorando las navieras interesadas, sin que todavía hayan tomado una decisión.

Ramis explica que cada vez hay más transporte de mercadería entre las islas, «ahora funcionamos más como comunidad autónoma, y también a nivel de pasajeros, porque se pueden trasladar a precios asumibles».