Aspecto que presentaba el Carrer Nou el domingo por la mañana para acompañar el pasacalles de la Colla de Geganters de la ciudad. | Gemma Andreu

17

Hacía tiempo que las calles de Maó no se veían tan repletas de gente. La coincidencia de días festivos por el puente de la Constitución y el extenso programa de actividades prenavideñas organizado por el Ayuntamiento propiciaron que muchas familias decidieran al mismo tiempo salir a pasear por el centro.

Las mayores aglomeraciones se vieron la tarde del sábado durante el acto de encendido de las luces de Navidad a cargo de Els Llumets y el pasacalles del domingo con los gegantons de la ciudad.

La normativa sanitaria obliga a llevar mascarilla en el exterior cuando no se pueden guardar las distancias de seguridad.