Un productor ecológico cultiva unas tomateras en una imagen de archivo. | A.B.

0

Menorca está a 1.700 hectáreas de llegar al objetivo europeo de    superficie agraria útil ecológica que marca la Unión Europa para el año 2030. Concretamente, la Isla dispone de 7.091,15 hectáreas destinadas a este tipo de producción, frente a las casi 40.000 del conjunto del Archipiélago. Un sector en el que reina el optimismo en cuanto a las perspectivas de futuro.

Menorca y Balears se sitúan a la cabeza de las comunidades autónomas con más superficie agraria ecológica, con un 16,4 por ciento, por encima de Catalunya, Andalucía o la Región de Murcia. Así se desprende del informe «Diagnosis de la agricultura ecológica en Balears» de 2021 elaborado por la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación del Govern sobre la situación de producción ecológica.

Horizonte europeo

Actualmente, Menorca tiene 77 productores de cultivo ecológico y 46 elaboradores, datos que han ido en aumento hasta un 10 por ciento en el conjunto balear. Una tendencia cuyo ritmo tendría que mantenerse para lograr el objetivo europeo.

Además, la mayoría de superficies —4.400 hectáreas— están centradas en pastos y forraje, seguido de cultivo de frutas, cereales y legumbres. El sector que más beneficios genera es el quesero, que deja en 2021 casi 39.000 euros, seguido de los embutidos —23.600 euros — y del pan y la repostería, con 10.500 euros.

En cuanto a la ganadería, la mayor parte de la actividad en la Isla es del sector ovino, con unos 2.000 animales de crianza ecológica, seguido del sector aviar, con 1.010, y del vacuno, con 872 cabezas. Sin embargo, el mercado de carne ecológica es todavía muy minoritario. Solo genera el 3 por ciento del valor económico del conjunto del sector ganadero. Esto se debe a que muchos de los animales que son criados en granjas ecológicas son comercializados como convencionales, por lo cual pierden valor y se acaban vendiendo a precios por debajo de los costes de producción.

En su conjunto, el ecológico genera el 16 por ciento del valor económico total de la agricultura balear. Esto se traduce en 33 millones de euros en el conjunto de las islas y en Menorca, en 565.000 euros.

El informe de la Conselleria también pone de relieve que la titularidad de esta actividad es mayoritariamente masculina, en un 57 por ciento, mientras que solo un 28 por ciento de las explotaciones ecológicas están explotadas por mujeres.

También se destaca que los niveles de profesionalización en este tipo de explotaciones son    entre dos y tres veces más elevados que los de las explotaciones convencionales.

El documento señala también que en Menorca hay actualmente 13 personas trabajando en la producción agraria ecológica, un sector que en el conjunto de Balears da trabajo a 2.200 personas.

La destinación de los productos ecológicos es eminentemente local, en un 85 por ciento, tanto en el producto primario como elaborado. Según el informe, las cooperativas sirven de canal de compraventa, así como los comercios y establecimientos locales. Mientras que el sector servicios, como por ejemplo hoteles y restaurantes, representan un porcentaje muy bajo del destino de los productos.