Dos personas frente a las tumbas de sus seres queridos fallecidos en el cementerio de Maó, durante el pasado 1 de noviembre durante la celebración de la festividad de Todos los Santos | Gemma Andreu

14

La covid-19 apareció en 2020 como una de las causas de muerte más frecuentes en Menorca, con 18 fallecidos. Por primera vez las estadísticas de población del Institut Balear d’Estadística (Ibestat) registran los fallecimientos a causa del coronavirus, incluidos en el gran grupo de enfermedades infecciosas y parasitarias. Dentro de este gran grupo de enfermedades, en el que se inscriben 22 muertes en la Isla, la covid-19 fue la primera causa, con esas 18 víctimas.

La estadística se elabora a partir de los certificados médicos de defunción –por ello la cifra, ya depurada, difiere del cómputo del IB-Salut a nivel asistencial, que fue de 20 muertes–, y aplicando las normas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que incorpora dos códigos a la clasificación internacional de enfermedades, uno para muertes con covid-19 identificado y otro para fallecidos con síntomas compatibles y con el virus como sospechoso. En Menorca de las dieciocho muertes por covid-19 diecisiete fueron con virus identificado y una con virus sospechoso.

Como causa frecuente de muerte en la Isla la covid-19 se sitúa en cuarta posición, al mismo nivel que el cáncer de colon, que también produjo 18 decesos. La primera causa de muerte más frecuente fue la enfermedad de Alzheimer, la segunda los tumores cancerígenos de bronquios y pulmón, y la tercera, la insuficiencia cardíaca.

Mayores que vivían en casa

En marzo de 2020 irrumpió la pandemia de covid-19 en la Isla y durante ese año dos olas de contagios y los inicios de la tercera, ya en diciembre, se cobraron la vida de 18 personas, sobre todo mayores, ya que 16 de estos fallecidos tenían más de setenta años. Solo dos muertes se produjeron entre personas de 60 a 69 y de 50 a 59 años. La covid-19 fue especialmente fatídica para los ancianos pero, por lugar de residencia, en Menorca las muertes no se produjeron especialmente en los geriátricos: cinco fallecidos sí eran internos de residencias pero    el resto vivía en sus casas o con familiares, según la base de datos del Govern. La franja de edad más afectada por la nueva enfermedad infecciosa fue la de 70 a 79 años, con nueve defunciones, y la de 80 a 89 con seis muertes.

Por grandes grupos de enfermedad la primera causa de muerte fue el cáncer, diferentes tipos de tumores malignos que provocaron 181 defunciones, un 29,3 por ciento del total. Las enfermedades del sistema circulatorio conforman el segundo gran grupo en las causas de muerte entre los isleños, con 158 fallecidos, un 25,6 por ciento del total. Después le siguen las enfermedades del sistema nervioso y órganos de los sentidos, con 46 muertes, un 7,45 por ciento, y las enfermedades del sistema respiratorio con 45, un 7,29 por ciento del total.

Por edades

Entre los 25 y los 44 años empatan como principales causas de muerte las externas (accidentes, suicidios, caídas, homicidios) y los tumores, con cinco defunciones en cada uno de estos apartados. En el siguiente gran grupo de edad, de los 45 a los 64 años, la primera causa de mortalidad son los tumores, con 36 fallecidos, seguidos de las enfermedades del sistema circulatorio (9 decesos) y las causas externas (4). En personas de edad más avanzada, de 65 años o más, las enfermedades del sistema circulatorio son la principal causa de fallecimiento, con 148 muertes; seguidas de los tumores, con 139; las enfermedades del sistema respiratorio, que causaron 43 defunciones en 2020; y por último las infecciosas entre las que se incluye la covid-19. En cuanto a los tipos de tumores más frecuentes, el de colon afecta por igual a hombres y mujeres, pero en los tumores de tráquea, bronquios y del pulmón hay más hombres (22 fallecidos), aunque hay un claro aumento de mujeres afectadas también por este tipo de cáncer, ya que si en 2019 fueron nueve defunciones de féminas por esta causa, en 2020 subió la cifra a doce. Por último, trastornos como el alzheimer y la demencia senil afectan más a la población femenina.