Fornells y las urbanizaciones costeras de Playas de Fornells, Son Parc, Arenal d’en Castell, Coves Noves, Na Macaret y Addaia albergan los hogares donde más ha crecido la renta media entre 2015 y 2019 | Gemma Andreu

0

El Atlas de Distribución de Renta de los Hogares que elabora el Instituto Nacional de Estadística confirma con datos que las zonas urbanas que mayor variación de renta registran son las urbanizaciones y núcleos costeros. El estudio compara los años 2015 y 2019 por secciones censales y en un caso el incremento de renta por hogar ha crecido hasta un 31,76 por ciento.             

Se trata de la costa norte de Es Mercadal, que incluye Fornells y las urbanizaciones desde Cala Tirant hasta Addaia. La costa suroccidental de Ciutadella le sigue con un aumento medio de ingresos por hogar del 28,02 por ciento. Sin embargo, curiosamente esta sección censal no incluye las urbanizaciones que se extienden a la derecha de la carretera en sentido Cala en Bosc, por lo que el número de residentes es relativamente pequeño.

En Ferreries, de sus tres distritos, el que incluye Cala Galdana es el que más mejora en el periodo analizado, un 24,88 por ciento, y otro tanto ocurre en Alaior con el de Son Bou y Torre-solí, que aumenta un 25,11 por ciento.

En Sant Lluís, la costa rica lo es un poco más, en esos cuatro años la renta por hogar ha crecido un 25,9 por ciento.   

Casco urbano

La mayor parte de los hogares con residentes todo el año se concentra, no obstante, en los núcleos urbanos tradicionales, donde las diferencias en aumento de renta también son notables. Los barrios de Ciutadella experimentan todos una variación positiva entre el 15,89 por ciento de las calles del centro histórico y el 24,28 de Dalt sa Quintana.

Este es uno de los casos más llamativos. Se trata de uno de los barrios tradionalmente más modestos de la ciudad y ha aumentado más la riqueza por hogar que zonas como Cala en Blanes y urbanizaciones adyacentes, que ha crecido un 19,96 por ciento, o la línea costera entre Sa Caleta y Son Xoriguer (19,95 por ciento).

El tramo urbano más cercano al puerto antiguo, el Passeig Marítim y Sa Platja Gran ha crecido en renta por hogar un 24,9 por ciento.     

Tanques del Carme

Un calco de esa situación se observa en Maó, donde Tanques del Carme es el barrio que más ha crecido en renta familiar en la comparación de 2015 a 2019 con un 23,79 por ciento. El dato está por encima del barrio más rico, Malbúger, y solo por debajo de Cala Llonga y costa norte.

Fort de l’Eau y Port Maó le sigue con cierta pujanza, ha mejorado sus ingresos por vivienda un 20,92 por ciento, similar a la amplia franja que discurre desde la Esplanda en torno a la carretera de Sant Lluís, un 20,89 por ciento.

Todas las barriadas crecen por encima del 15 por ciento, incluida la de Andrea Doria con un 18,93, salvo Ses Rodees-Vives Llull-Camí de ses Vinyes, el único distrito con solo el 2,21 por ciento.

El inmediatamente anterior más bajo corresponde al distrito de Santa Anna, Sol del Este y Sínia Riera, de Es Castell, consolidado con residentes de todo el año, con un crecimiento de renta por hogar del 6,57 por ciento. Trebalúger, Cala Cant Esteve y Son Vilar experimentan un crecimiento del 9,15, mientras que los distritos del casco urbano oscilan entre el 19 y 20,55 por ciento.