Parque eólico de Milà, el único de Balears

5

El Consorcio de Residuos y Energía de Menorca ha informado, este martes, que la generación de energía eólica del parque de Milà a lo largo de 2021 presenta valores inferiores a su media histórica, lo que se traduce en una menor facturación.

Desde el organismo dependiente del Consell de Menorca han explicado que esta tendencia se mantiene durante los últimos años debido a los vientos «poco propicios» para la energía eólica, con una velocidad media anual que apenas llega a los 5,47 m/s, un valor que está ligeramente por debajo de la media histórica del parque, que es de 5,50 m/s.

El presidente del Consorcio de Residuos y Energía de Menorca, Josep Juaneda, ha señalado que, actualmente, las dificultades en el suministro y transporte del material y la llegada del final de la vida útil de los aerogeneradores provoca un descenso en su disponibilidad para la generación de energía, por lo que ha anunciado que el ente está trabajando el proyecto de repotenciación del parque.

En esta línea, ha subrayado que la causa de la baja disponibilidad es la obsolescencia de la instalación que ya está en la recta final de su vida útil. En concreto, desde su puesta en funcionamiento en 2004, ya se ha tenido que llevar a cabo la sustitución de los equipos generadores --dos veces en la máquina 4 y una en la máquina 2--, la reparación de palas en prácticamente todas las máquinas y la sustitución de la multiplicadora de la máquina 2 --averiada en octubre de 2020--, que motivó un operativo muy complejo para proceder a su reemplazo durante el primer semestre de 2021.

Desde el Consorcio han apuntado que, además, hay que sumar las dificultades que está afrontando el actual prestatario del servicio de operación y mantenimiento para hallar recambios de los diferentes componentes necesarios para las reparaciones y mantenimiento de los aerogeneradores ya que, al ser equipos de 2004, ya no se fabrican actualmente y, además, hay una baja disponibilidad de materiales y dificultades en el transporte.

En cuanto a los datos de facturación, de 272.088 euros durante el 2021, han indicado que son «provisionales», puesto que el proceso de liquidación de la energía generada por el parque eólico se rige por un sistema que combina la venta directa de la energía generada en el mercado mayorista de la electricidad con una retribución complementaria que se liquida desde la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia.

«Es un proceso reglado con un sistema de control y de revisiones muy complejo, dado que tiene que verificarse y comprobarse la energía que efectivamente se ha inyectado en la red», han concluido antes de destacar que es «habitual» que las revisiones y liquidaciones de energía no se cierren de forma definitiva hasta dos años después de su primera facturación.