Yllanes y el director general Pep Malagrava presentaron las ayudas.

0

Es Migjorn Gran, Ferreries, Es Mercadal y Sant Lluís son los cuatro municipios de Menorca que pueden acogerse a las nuevas ayudas, dotadas con un total de 1,3 millones de euros, para la transición energética que ha abierto el Govern balear.

Estas subvenciones van dirigidas a los municipios de menos de 5.000 habitantes o, también, a los de menos de 20.000 residentes pero con núcleos rurales de menos de 5.000 personas. Eso es, un total de 26 pueblos (el 39 por ciento del archipiélago) donde ayuntamientos, consells y particulares podrán optar a las ayudas.

Dos líneas

El programa para el Desarrollo Urbano Sostenible (DUS 5000), dirigido solo a entidades locales, cuenta con una partida inicial —se ampliará en caso de que se agote— de 800.000 euros. Es para el impulso de actuaciones para reducir el consumo eléctrico en edificios e infraestructuras públicas; generar electricidad renovable para el autoconsumo; producir energía térmica y de redes y de redes de frío y calor; luchar contra la contaminación lumínica con instalaciones eficientes e inteligentes; apostar por la agricultura digital y las tecnologías de la información y la comunicación; así como la movilidad sostenible.

Mientras, la línea PREE 5000 es para la rehabilitación energética de edificios existentes. Pueden acogerse instituciones y también particulares y empresas, y tiene como finalidad renovar el parque de viviendas para que sea más eficiente, basado en energías limpias, que permitan el ahorro energético y mejorar el confort climático. De entrada, en este caso la Consellería de Transición Energética aporta 500.000 euros. El conseller Juan Pedro Yllanes considera fundamental que, en la actual situación de «emergencia climática» es básico lograr un «punto de inflexión» para invertir la tendencia.