Eurowings, compañía de bajo coste filial de Lufhtansa. | dserbe

0

El mercado turístico alemán es una de las grandes asignaturas pendientes desde hace algo más de una década. En 2008 y 2009 tocó fondo al quedar por debajo de los 50.000 turistas cuando justo una década atrás había estado por encima de los 150.000. Siempre había figurado como el segundo mercado emisor entre los internacionales, pero hace ya más de diez años que ha perdido esa condición superado por el mercado italiano y en ocasiones también por el francés.   

El camino para recuperar aquel volumen, que supone captar dos de cada tres visitantes perdidos, puede dar un paso firme este verano, a tenor de algunas previsiones que se conocen.

La apuesta de las compañías aéreas, necesitadas también de animar el mercado, es determinante para avanzar en una remontada que se ha estabilizado por encima de los 70.000 turistas en los años fuertes de la recuperación, entre 2016 y 2019.

Luego llegó el parón propiciado por la pandemia con cifras en 2020 y 2021 que no sirven de referencia. El pasillo sanitario abierto el primero de ese primer verano con Alemania no generó ningún resultado en Menorca y prácticamente todas las plazas de aquel programa tuvieron Mallorca como destino.

De acuerdo con la programación conocida hasta ahora, Lufhtansa abre este verano una nueva conexión de un vuelo semanal de junio a octubre con Munich y Lübeck Air conectará Lübeck, una ciudad del norte de Alemania próxima a Hamburgo, desde el 25 de mayo con dos frecuencias semanales.

Al margen de los paquetes vacacionales negociados por turoperadores y las reservas que realicen en las citadas compañías, las plazas ya están disponibles en las webs respectivas.

Además de esa nueva oferta, Eurowings, compañía de bajo coste filial de Lufhtansa, recupera la ruta con Düsseldorf que había dejado de operar desde la aparición de la pandemia. Por otra parte, las rutas regulares con Frankfurt a cargo de Lufhtansa, y Colonia, de Eurowings, adelantan al mes de abril    su operativa.

Expectativas moderadas

La apuesta de las compañías aéreas contrasta con las expectativas de establecimientos que trabajan con el mercado alemán. Las reservas han empezado a despertar justo con el comienzo del año al ritmo que marca TUI, que controla el 80 por ciento de las contrataciones.

«No se llegará todavía al nivel de 2019 ni en el mercado alemán ni en ningún otro», declara Tomeu Janer, director del hotel Royal Son Bou. La sombra de la pandemia es alargada todavía.