Momento en que sector y administración rubricaron el acuerdo para un precio digno de la leche

0

Expectante. Así está la gran mayoría de ganaderos de la Isla con respecto a la subida del precio de la leche comprometida por parte de la industria. Aunque algunos operadores ya aplicaron esta subida a finales del ejercicio pasado, como fue el caso de Coinga, hay otros que acordaron con los ganaderos incrementar dos céntimos a partir de 2022, de ahí que la mejora se tiene que ver materializada en la factura de la leche vendida a lo largo de enero. Será, por lo tanto, en el recibo que se emita dentro del mes de febrero -generalmente en la primera semana- cuando se consolide esta subida pactada entre las partes.

Así lo señalan las organizaciones agrarias de la Isla quienes confían en que no habrá problemas y las empresas repercutirán el compromiso en esa factura en cuestión. Pese a ello, están a la espera de la emisión del recibo y aunque «quiero pensar que sí, hasta que no veamos las facturas no lo sabremos», apunta Catalina Pons, presidenta de Fagme. Del mismo modo se posiciona la secretaria general de Unió de Pagesos, Margarida Llambias, quien también recuerda que algunas industrias ya lo aplicaron dentro del mes de diciembre con la confianza de que el resto materialice el acuerdo este mes. Pero también está a la espera.

Con respecto a la línea de subvenciones que publicará el Govern -a través del Fogaiba- con la que los ganaderos podrán beneficiarse de 4,6 céntimos por litro de leche comercializado, el Ejecutivo autonómico anuncia que la convocatoria debe comunicarse aún a Europa, aunque espera cumplir con las previsiones iniciales de que se publique dentro del mes de febrero. Las organizaciones agrarias dudan de que llegue a tiempo y creen que la convocatoria se abrirá ya en marzo o incluso abril, porque «las cosas de palacio van despacio», indican.

Esta línea de ayudas en concepto de sobrecostes de la insularidad contará con un montante total de 1,8 millones de euros (a asumir entre el Govern y el Consell) para 2022 y se calculará sobre la producción de leche declarada en 2019. La tramitación se espera sencilla aunque falta aún por conocer los requisitos que marcará Europa y que podría requerir más documentación de la que inicialmente prevé el Govern.

Hay que recordar que el acuerdo rubricado a finales de año pretende conseguir que el precio de la leche se pague a un precio digno y se aleje del ruinoso 0,312 euros de media que cobran las explotaciones. La subida planteada no repercutirá a todos por igual ya que hay productores que cobran aún el precio de la leche a 0,298 euros por litro entregado. Los costes de producción se sitúan ya en los 0,41 euros por litro.