Menorca experimenta la recuperación del mercado laboral de temporada baja

4

Más gente empleada que nunca antes en la historia en la apertura de un ejercicio y un bajo número de parados sin precedentes en los últimos catorce años en un mes de enero, a pesar de hay más población en edad de poder trabajar. Estos son los argumentos que llevan al Govern balear a afirmar que la economía y el mercado laboral de Menorca, en sintonía con el conjunto de Balears, experimentan «un crecimiento muy intenso» con guarismos «en tendencia positiva», en palabras del conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela.

Que estos indicadores se produzcan precisamente en enero, en pleno periodo de hibernación de la actividad turística en la Isla, es un hecho que redunda en la satisfacción del Ejecutivo autonómico. «La economía no ligada al turismo muestra un nivel de reactivación muy intenso», comentó este miércoles el director general Llorenç Pou, para quien estos números avalan «la estimación de que se acabará 2022 habiendo recuperado el PIB», tras el socavón generado por la pandemia, algo que se está ya avanzando en el mercado laboral.

Las listas del SOIB en Menorca descendieron en enero hasta las 4.262 personas desempleadas. Para encontrar una cifra similar en el primer mes del año hay que remontarse a 2008 (4.138), antes de la crisis financiera. Hay 144 trabajadores sin empleo menos que en diciembre y 1.819 menos que en enero del año pasado, cuando todavía pesaban severas restricciones en la actividad social y económica con motivo de la pandemia. Pou comenta que «los datos corroboran la reactivación del mercado de trabajo en Menorca, con cifras de crecimiento de la afiliación del 5 por ciento y más trabajadores que antes de la pandemia. La reactivación está confirmada desde el punto de vista laboral»

Llorenç Pou destacó que todos los sectores avanzan en positivo y que se están creando puestos de trabajo indefinidos. En la estadística se percibe que en la Isla todos los ámbitos económicos reducen volumen de desempleados en porcentajes relativamente homogéneos y que de los casi 1.500 contratos que se firmaron en enero, 454 fueron de carácter estable, casi un tercio, una proporción significativa. En enero de 2019, por ejemplo, los contratos indefinidos apenas fueron una quinta parte del total. Pou afirmó que en Balears dos de cada tres nuevos empleos son estables y que esta circunstancia se verá reforzada por la entrada en vigor de la nueva reforma laboral.