José Luis Benejam, en uno de los terrenos afectados por las inundaciones

3

«Nos dan la espalda». El alcalde de Alaior, José Luis Benejam, lamentó este viernes que el Govern balear no ponga nada de su parte para solucionar de una vez por todas el problema de la evacuación de pluviales en la zona sureste del núcleo urbano. En una reunión celebrada este viernes entre ambas partes, el Ayuntamiento solicitó a la Conselleria de Medio Ambiente un anteproyecto de la infraestructrura y una estimación de coste para poder, así, aspirar a una ayuda estatal dotada con fondos europeos. El Ejecutivo autonómico, relata Benejam, no accedió por lo que se da esta vía de financiación por cerrada, ya que el plazo para presentar propuestas finaliza el miércoles.

Benejam explica que el Consistorio no tiene capacidad para elaborar un proyecto de esta envergadura, y que en última instancia deberá ser la DirecciónGeneral de Recursos Hídricos quien lo apruebe, por lo que lo más lógico entiende que sería que lo redactara este departamento. Sin documentos de este tipo, prosigue el alcalde, es inviable y temerario aspirar a una ayuda finalista de varios millones de euros, que el municipio tendría que completar con un 20 por ciento de la inversión. El Consistorio sí cuenta con un estudio de alternativas, pero no lo considera suficiente. «Si luego nos diera el dinero pero el proyecto no saliera adelante, tendríamos un grave problema. Queremos presentar una solución que sea real y seria. Es su competencia y deberían hacerlo».

El alcalde de Alaior entiende que aportar o no esta documentación «es una cuestión de simple voluntad política, y no hay, estamos muy decepcionados».Recuerda que su postura cuenta con el apoyo de la oposición, como se refrendó en la última sesión celebrada esta misma semana. Benejam narra que en la reunión de ayer interpeló a la directora general Joana Maria Garau y al gerente del Abaqua, Guillem Rosselló, sobre por qué hace unos años el Govern sí se sentía responsable de esta obra y ahora no.«Nos dicen que las cosas han cambiado y que es una cuestión competencial».

Benejam considera que la ausencia del conseller Miquel Mir en la reunión es una muestra del poco interés del Govern por este asunto, «no tiene nada que ver con la política, se da la espalda a todo un pueblo».