Una calle de la urbanización de Torre-solí, donde se sustituirá la iluminación. | Archivo

El alcantarillado de Son Vitamina y Calescoves, un proyecto que cuesta 760.000 euros, y la sustitución de la iluminación en Torre-solí para instalar tecnología LED, presupuestada en 470.000 euros, serán proyectos financiados con fondos europeos. El Ayuntamiento de Alaior atrae esta importante inversión turística y medioambiental y que constituye una parte de las iniciativas que ha presentado para captar recursos de Bruselas, entre ellas otras de tipo social como el nuevo centro de día. Ambos proyectos, saneamiento y alumbrado más eficiente, están valorados en total en 1.230.000 euros y han sido aceptados en la línea turística de los fondos europeos, en concreto en el marco del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia, formando parte de los 3.653.500 europeos destinados a Menorca.

Las obras para dotar de alcantarillado Calescoves y Son Vitamina ya tienen licencia municipal, y consisten en una primera fase de canalizar y unir ambas urbanizaciones, con la construcción de sus respectivas estaciones de bombeo, de modo que estén preparadas para la futura conexión con la depuradora de Cala en Porter, algo que se haría en una segunda fase que aún está en tramitación; esto se debe a la complejidad de las autorizaciones por su paso a través de suelo rústico.

El alcalde de Alaior, José Luis Benejam, se congratula por la aceptación de estos proyectos. Destaca «la necesidad de conseguir que todas las urbanizaciones de Menorca cuenten con infraestructuras de alcantarillado, evitando así las fugas y los vertidos incontrolados de agua sin depurar al mar». El Ayuntamiento prevé que las obras de saneamiento en La Argentina concluyan este año y con la llegada de financiación europea se soluciona esta carencia en las dos urbanizaciones pendientes.