Antònia Camps, alcaldesa de Es Migjorn | Josep Bagur Gomila

6

El Consorcio para la Protección de la Legalidad Urbanística en Suelo Rústico de Menorca ordenó a mediados de marzo el embargo del sueldo que percibe Antònia CampsFlorit por su labor como alcaldesa de Es Migjorn Gran. El motivo fue no haber pagado dentro de los plazos legalmente establecidos la sanción impuesta por la construcción irregular de una barbacoa en su domicilio. El recargo de este apremio, las costas del procedimiento y los intereses de demora elevaron la deuda a 2.931 euros.

Consultada al respecto por este diario, Antònia Camps asegura que procedió al abono de la sanción al día siguiente a la recepción de la notificación del embargo, por lo que esta medida se levantó de inmediato y «no se embargó nada. Está todo resuelto», comenta.El expediente ha quedado definitivamente concluido. La alcaldesa argumenta que se llegó al extremo de tener que ordenarse el embargo de su sueldo porque siempre ha estado en desacuerdo con la multa y ha agotado hasta el final todas las opciones posibles de recurso.

La notificación del embargo se envió a la afectada y también al propio Ayuntamiento de Es Migjorn Gran, como entidad que abona la nómina a Camps. Los servicios de recaudación del Consorcio habrían tratado, antes de tomar esta medida, de satisfacer el importe la multa mediante la «traba de bienes», pero por este camino no se consiguió saldar la cantidad pendiente.

Este expediente se remonta a 2014, cuando el Consorcio detectó cuatro construcciones ilegales en la parcela en la que se encuentra la vivienda de Antònia Camps. Entonces no era alcaldesa ni ostentaba ningún cargo político. Siempre ha defendido que es un asunto que compete exclusivamente a su esfera privada. La primera resolución del expediente se dictó en noviembre de 2017. Tras varios recursos y revisiones, se dictó una sanción y una orden de demolición por una barbacoa de siete metros cuadrados.El resto de construcciones habrían prescrito.

No fue este el primer expediente del Consorcio en relación a la propiedad de Antonia Camps. En 2008 la ahora alcaldesa tuvo que pagar una multa de 70.000 euros por haber construido la casa sin licencia.Es Migjorn Gran acaba de salir de esta entidad de control del suelo rústico.