Alrededor de 300 personas se han manifestado este sábado en Fornells para protestar contra el proyecto ejecutivo de reforma del puerto | Gemma Andreu

11

Alrededor de 300 personas se han manifestado este sábado en Fornells para protestar contra el proyecto ejecutivo de reforma del puerto, impulsado por Ports de les Illes Balears (PortsIB).

La manifestación ha sido convocada por el PP y la Entesa de Es Mercadal, partidos de la oposición en este municipio, y ha contado con el apoyo de la asociación de Comerciantes de Fornells y otras entidades sociales.

La construcción de un edificio en primera línea de mar, en la misma zona donde se quemó el histórico restaurante Es Pla, es el foco de las críticas de los vecinos y partidos políticos.

Además, la intención de PortsIB de habilitar un espacio para la restauración en una ubicación cercana también ha despertado el rechazo generalizado, al entender que Fornells es un destino especialmente relevante en cuanto a su oferta gastronómica.

A la concentración se han sumado a lo largo de la semana los principales partidos políticos como el PP, Unidas Podemos o Més per Menorca, a excepción del PSOE, la única formación que defiende el proyecto de reforma del puerto. También ha participado la periodista Mercedes Milà.

Además, ha creado malestar el estado que presenta el paseo marítimo de Fornells. Las obras han generado montañas de escombros y la principal vía levantada, circunstancia que ha indignado a comerciantes y restauradores ante el inminente inicio de la Semana Santa, así como la proximidad de la temporada turística.