Un centenar de vehículos se concentró a mediodía de este sábado en el aparcamiento del Hospital Mateu Orfila y recorrió después el centro urbano de Maó | Unisep

6

Un centenar de vehículos se concentró a mediodía de este sábado en el aparcamiento del Hospital Mateu Orfila y recorrió después el centro urbano de Maó en una manifestación organizada  por la Unión Sindical por los Servicios Públicos (Unisep). La equiparacion del plus de insularidad para los funcionarios con las islas Canarias es el motivo de la protesta, razón por la que los vehículos lucieran plátanos hinchables como símbolo de la reivindicación.   

menorca maó hospital mateu orfila protesta plataforma per l'igualtatr de serveis publics
Un centenar de vehículos se concentró a mediodía de este sábado en el aparcamiento del Hospital Mateu Orfila y recorrió después el centro urbano de Maó. Foto Josep Bagur Gomila

La manifestación, que se desarrolló durante una hora y quince minutos, tenía como objetivo poner de manifiesto el sobrecoste que genera la insularidad en los servicios públicos «así como las consecuencias que recaen en el bienestar de los ciudadanos», según el manifiesto leído al final de la protesta

La plataforma que agrupa a los sindicatos de funcionarios recuerda que los empleados públicos suponen más de 45.000 sanitarios, docentes, cuerpos de seguridad y personal de la Administración General del Estado. El acceso a la vivienda y los recortes efectuados en las plantillas de personal público en las Islas son algunas de las dificultades citadas en la reivindicación.

Equiparación

Ante el aumento de presupuesto de la comunidad balear, «desde Unisep no entendemos cómo otras comunidades están equiparando el sueldo en otras regiones que no sufren los inconvenientes que afronta nuestro colectivo funcionarial, mientras en Balears nuestros trabajadores públicos no ven reconocido el agravio comparativo», aseguran.

Por ese motivo, los integrantes de la plataforma sindical «luchamos para que se reconozca la insularidad como en Canarias y sea compensada a través de la indemnización por residencia y así poder corregir estas desigualdades de manera permanente».

El manifiesto concluye con una reclamación dirigida a los representantes políticos, tanto al Govern de las Islas como a los diputados en el Congreso, una solución definitiva para, entre otras cosas, «evitar la fuga de profesionales, prestigiar el trabajo de nuestros empleados públicos y, en definitiva, de los servicios que reciben los ciudadanos de nuestra comunidad».