Pasajeros británicos cargados con maletas a su llegada al Aeropuerto de Menorca. | Gemma Andreu

8

Que la temporada se ha adelantado este año de forma extraordinaria ya es un hecho que se puede sustentar en estadísticas oficiales. El Aeropuerto de Menorca ha cerrado el mes de abril con un tráfico de aviones y pasajeros nunca antes visto en un mes previo a la campaña turística. El registro publicado ayer por AENA sitúa el volumen de viajeros en 220.560, del que 116.332 corresponden a los pasajeros en vuelos de llegada. No solamente se han batido los registros más altos de la historia para un mes de abril, marcados hasta ahora en 2019, sino que se han registrado prácticamente 30.000 llegadas más que antes de la pandemia, un incremento del 33,5 por ciento.

Detrás de este inaudito aumento del tráfico en el mes de abril –que empieza a dar pistas sobre cómo pueden evolucionar los primeros compases de la temporada– está el adelanto que ha vivido la apertura de rutas internacionales. La presencia de visitantes llegados desde aeropuertos extranjeros ha crecido de forma llamativa. La comparación con los dos años anteriores, influenciados por la pandemia, pierde interés. Hay que irse directamente al mes de abril del año 2019 para poder comparar la magnitud de las cifras.

Hace tres años llegaron en el cuarto mes del año 15.954 pasajeros internacionales. Este año lo han hecho 43.964, una cifra sin precedentes El incremento es del 175 por ciento en relación al último año de plena normalidad, que además es plenamente comparable con el actual porque las fechas de la Semana Santa fueron muy similares. La reanimación sin precedentes del tráfico aéreo tras los meses de invierno se ha producido prácticamente en todos los principales mercados turísticos, con la única y preocupante excepción de Alemania.

El principal mercado extranjero, el británico, que ha visto como el turoperador Jet2 avanzaba sus operaciones con la Isla a mediados de abril, ha doblado su presencia en ese mes en relación al año 2019. De 7.951 visitantes a casi 16.000. También el mercado francés, que vuelve a despuntar como el segundo extranjero en orden de magnitud de pasajeros, sigue viviendo su particular flechazo con la Isla, quintuplicando su tráfico (de 2.540 personas en 2019 a casi 13.000). Todavía más acusado ha sido el ascenso del tráfico desde Italia, que se ha multiplicado casi por ocho (de apenas mil viajeros a 7.730).

También han aumentado las llegadas desde otros países emisores de menor peso como Suiza, Austria, Bélgica, Irlanda y Holanda. Sin embargo, la mala noticia la vuelve a ofrecer el mercado alemán. Todavía es pronto para sacar conclusiones negativas pero el mes de abril ha dejado la llegada de solo 1.885 pasajeros (un descenso del 57 por ciento en relación a 2019), lo que lo ha situado como el noveno país emisor en el ranking de pasajeros.

A pesar del auge del turismo extranjero, las estadísticas vuelven a reflejar que el mes de abril está dominado por el tráfico nacional, que crece ligeramente en relación a 2019 a pesar de que tenía menos plazas aéreas disponibles. Lo hace un 1,72 por ciento, hasta alcanzar los 72.358 pasajeros, muchos de ellos obviamente residentes. En el registro de movimientos, el número de aviones que han despegado o aterrizado en Menorca, el dato es de 2.444 entre comerciales y no comerciales, casi 600 más que en 2019.