Central de Endesa del puerto de Maó.

7

El PP ha denunciado este sábado el incumplimiento del plan de descarbonización de Menorca 2030, a cargo del Consell Insular.

Los populares pedirán este lunes en el pleno de la institución que el equipo de gobierno fije una posición sobre la planificación que a finales de marzo estableció el Consejo de Ministros para el tránsito a las energías limpias.

Según un comunicado del PP, varias de las afirmaciones contenidas en el documento «parecen cuestionar el calendario que se impuso el tripartito de izquierdas en su estrategia», y han señalado la principal a su juicio: «considerar Balears y Menorca, zona de alta sensibilidad medioambiental incompatible con la nueva implantación de energías renovables».

El PP mantiene su «cautela» ante la implantación de grandes instalaciones fotovoltaicas en suelo rústico, previstas en el plan, y apuesta por la transmisión de energías limpias a través de cables y desde otras zonas del país con menor valor ambiental, dando prioridad para estas instalaciones a las zonas urbanas, el autoconsumo y la reducción de la demanda.

Insisten en la «noticia negativa» que supone para el cumplimiento del plan el rechazo del Gobierno a la instalación del segundo cable submarino con Mallorca: «choca frontalmente con uno de los objetivos clave: la operatividad del doble enlace eléctrico antes de 2025».

Por otro lado, el PP lamenta que la instalación de baterías de almacenamiento no esté prevista hasta 2024, porque hasta entonces «la central de Maó seguirá quemando gasoil, uno de los combustibles más perjudiciales para la salud pública y la atmósfera». El PP considera un paso insuficiente dejar de utilizar fueloil.