Mesa redonda sobre la necesidad de un mayor empoderamiento enfermero, acorde con su papel en el sistema sanitario.      | Gemma Andreu

1

El Col·legi Oficial d’Infermeria de les Illes Balears (COIBA) celebró en Menorca el Día Internacional de la Enfermera con un acto el viernes en el Claustre del Museu de Menorca en torno al lema de este año: «Una voz para liderar». El presidente de la Junta Insular de Menorca, Senda Ramírez, se refirió en este sentido a la «necesidad que tiene la profesión de mayor liderazgo y autonomía en la toma de decisiones, poniendo la salud de las personas por delante, defendiendo la equidad de acceso a la atención sanitaria y velando por la seguridad de pacientes o usuarios, desde el compromiso y motivación inherente al trabajo de las enfermeras».

En una mesa redonda en la que participaron María Viña, subdirectora enfermera del Hospital Son Espases, Bárbara Duque, directora enfermera del Àrea de Salut de Menorca, y Noemí Sansó, del Departamento de Enfermería y Fisioterapia de la Universitat de les Illes Balears (UIB), se enfatizó en que el empoderamiento enfermero requiere de un cambio de pensamiento a nivel individual y colectivo, «hacia un reconocimiento de la profesión que esté acorde con la piedra angular que son las enfermeras en la atención sanitaria, en la salud de las personas». Si algo ha demostrado la pandemia ha sido la capacidad de resiliencia y de adaptación de la profesión; poniendo en marcha protocolos cambiantes, respondiendo a una crisis sanitaria sin precedentes, con falta de material, con la preocupación de atender la soledad de los pacientes, ofreciendo cuidados y velando por su propia salud. La discriminación del colectivo en la gestión que se puso sobre la mesa requiere, se dijo, de un mayor apoyo institucional, que cree estructuras y bases legales para hacerlo efectivo. Invertir en enfermeras es invertir en salud, quedó claro, todo ello en base a la evidencia del triple impacto de enfermería: mejora la salud de las personas, favorece la igualdad de género y hace que la economía sea más fuerte, con menos gasto sanitario. También se habló de la necesidad de generar conocimiento y de que este se traduzca en la práctica, de potenciar su papel en la investigación, porque «la investigación en cuidados ​no está liderando la toma de decisiones en salud», dijo desde su área de trabajo Noemí Sansó.

En el acto se ofrecieron las insignias de plata y oro a las enfermeras de Menorca que llevan 25 años en la profesión y a las que se han jubilado en 2021-22: ​​Magdalena Camps Melià, Carolina Carretero Marí, Bárbara Duque González, María Dolores Herrera Perera, María Oliva Alarcón Romero, Mela Esbert Mascaró y María Pilar Mercadal Pallicer. Por último, si hizo entrega del premio de periodismo «Enfermera visible», que en el apartado de prensa escrita se concedía por primera vez en Menorca, y que recayó en la periodista Sonia Marqués por una entrevista publicada en Es Diari.