26 barcos se han inscrito hasta ahora para la regata de barcos de época

6

Autoridad Portuaria comunicó este viernes por videoconferencia al Club Marítimo de Mahón que el 1 de junio debe haber desalojado los 48 amarres de la concesión de «La sirenita», que a partir de esa fecha administrará la nueva concesionaria. Eso significa que además de pérdida de ingresos para la veterana entidad náutica, no dispondrá de amarres para las regatas consolidadas en el calendario y que viene organizando en las últimas décadas.

Antonio Hernández, presidente del Club, ha anunciado que convocará a la junta directiva para tratar sobre el nuevo escenario. Sobre la alternativa de la concesión de los amarres del Moll de Llevant no hay noticias. Durante la videoconferencia, que había sido convocada por el organismo portuario, se preguntó sobre la resolución de ese concurso de modo que aparecieran expectativas para paliar la situación, pero los responsables de Autoridad Portuaria no ofrecieron ni respuesta ni pistas. El fin de la reunión virtual era exclusivamente comunicar la fecha de salida de la concesión de «La sirenita» una vez se ha completado el proceso para la nueva adjudicación.

10.000 euros

La regata Menorca Sant Joan es la primera, pero preocupa más la Copa del Rey de barcos de época porque requiere una organización más compleja y, sobre todo, costosa.

Los cascos de estas embarcaciones amarraban hasta ahora entre los puntos que gestionaba directamente el Club y los que cedía para la ocasión Trapsayates a cambio de 10.000 euros.

Noticias relacionadas

Para este año, habían acordado que en vez del pago en metálico, los ususarios de Trapsayates podrían utilizar las nuevas duchas construidas en la sede social del Club Marítimo. La junta directiva deberá decidir una salida, 26 barcos de nueve nacionalidades distintas ya se han inscrito.