Una bicicleta eléctrica en circulación por una calle.

7

En los presupuestos del Consell de este año se incluye un programa para el fomento de la bicicleta eléctrica entre los ciudadanos. Por esa iniciativa se interesó a través de una pregunta al equipo de gobierno la consellera del PP Carmen Reynés en el pleno celebrado el lunes.   

El vicepresidente y conseller de Cultura, Miquel Àngel Maria, confirmó que, en efecto, se pondrá en marcha ese programa y que se ha estado discutiendo el cómo se lleva a cabo. Se han establecido tres ejes para su desarrollo en fechas todavía indeterminadas.

El primero de ellos, que es también el de mayor alcance público, es la convocatoria para adquisición en propiedad de bicicletas urbanas. Para ello dedicará un presupuesto máximo de 175.000 euros, han de perfilarse todavía los detalles de la convocatoria con las condiciones y requisitos para que los interesados puedan acceder a la subvención.

En segundo lugar, contempla la firma de convenios para incrementar las plazas de aparcamientos seguros en espacios públicos con la posibilidad de conexión eléctrica para establecer puntos de carga en ese mismo espacio. Esta acción cuenta con un presupuesto máximo de 15.000 euros para cada ayuntamiento, según explicó Maria.

Finalmente, para completar el programa se organizará un encuentro técnico sobre experiencias y urbanismo en el uso de la bicicleta. Entiende que nacerá una nueva realidad y tanto los usuarios como los actores implicados en ponerla en práctica han de tener información y formación suficiente.

25 por ciento

El programa, que de acuerdo con el compromiso presupuestario debería ponerse en marcha este año, contribuirá a alcanzar el objetivo de que la cuarta parte de los viajes mecanizados se realicen en transporte público o en bicicleta.

Ese objetivo debe alcanzarse en 2026, según figura en el Plan de Acción de la Reserva de Biosfera y esta es una de las acciones dirigidas de forma concreta a esa finalidad.