Las quejas están centradas en la calle Georgetown. | Gemma Andreu

6

Un colectivo de vecinos de la calle Georgetown, en la urbanización de Son Vilar, en Es Castell, ha denunciado ante el Consell las molestias con las que se ven obligados a convivir desde hace al menos cinco años causadas por las personas van y vienen en una casa cuyas habitaciones están dedicadas al alquiler turístico, según reflejan los denunciantes.

La denuncia tuvo entrada en la institución insular en julio de 2020 y desde entonces los vecinos aguardan una respuesta o actuación que reduzca las molestias. El Consell tramitó la denuncia a través del servicio de inspección del departamento de Ordenación Turística.

Del mismo modo el colectivo vecinal ha dirigido otra denuncia al Ayuntamiento de Es Castell por los problemas de circulación que padecen en la misma calle, con vehículos que estacionan encima de las aceras a ambos lados y la velocidad excesiva a la que pasan muchos automóviles en los dos sentidos.

Los residentes en la zona señalan, además, que el trasiego de turistas constante en un chalé de la calle, especialmente en la temporada estival provoca mayor suciedad, ruidos y molestias en general durante la noche y la madrugada en una urbanización que, recuerdan, es residencial. «Los clientes aparcan donde les da la gana y llegan a bloquear las salidas de nuestros garajes», señalan en la denuncia.