Estado actual del embarcadero. | GEMMA ANDREU

7

Los usuarios del embarcadero de Sanitja continuarán este año sin los amarres legalizados y, por tanto, pagando una sanción a Costas, a la espera de que Ports de les Illes Baleares mejore y legalice esta infraestructura. El caso fue denunciado por Seprona ante el Juzgado de Instrucción de Ciutadella, que archivó las diligencias previas contra Biel Pastor, entonces jefe de la de la Demarcación de Costas en Balears.

Los amarristas esperaban que la causa judicial habría servido de acicate para una pronta solución, a la que el exconseller Marc Pons ofreció también su apoyo. La realidad es que todo sigue igual, los usuarios no pueden tocar los muelles, cuyo estado es cada vez más precario, Costas controla que no aumente el número de los mismos y tramita las correspondientes multas por un importe medio de 400 euros.