Imatge del darrer jaleo a Sa Plaça, al 2019 | G.A.

5

El Ayuntamiento de Alaior ha decidido no exigir a los caixers que participen en las fiestas de Sant Llorenç la suscripción de un seguro particular para poder apuntarse a la qualcada, aunque sí aconseja hacerlo. El equipo de gobierno ha adoptado esta postura después de reunirse con técnicos, juristas y empresas aseguradoras.

Maria Antònia Pons, concejal y caixera batlessa de este año, defiende que el Ayuntamiento de Alaior ya cuenta con un seguro de responsabilidad civil como organizador de las fiestas que cubre los posibles daños a terceros. «En caso de cualquier accidente en Sant Llorenç la responsabilidad será nuestra», explicó, «y asumiríamos el coste económico de una posible condena».

La edil destacó que la decisión adoptada por el equipo de gobierno ha sido consensuada con los caixers. No obstante, matizó que se recomienda a los jinetes suscribir una póliza particular ante el caso «poco probable», según afirma, «de que el demandante denuncie al propietario del caballo».

En este sentido, el Ayuntamiento ha decidido aumentar en 40 euros la ayuda que destina a los participantes en el jaleo para el que quiera pueda solicitar esta cobertura.

La mayoría de jinetes ya cuenta con un seguro de accidentes, aunque se recomienda revisar las cláusulas para confirmar que no quedan excluidos los provocados en las fiestas.